5 escaleras recicladas como muebles que te inspirarán - Revista de moda on-line

5 escaleras recicladas como muebles que te inspirarán

Si tienes una vieja escalera por casa y se te ha pasado por la cabeza tirarla, ¡stop! No lo hagas. Súbete a la moda del reciclaje creativo y convierte esa vetusta escalerilla en un elemento práctico y súper decorativo. Porque las escaleras de madera pueden ser un recurso muy versátil con el que decorar cualquier estancia de tu casa. Dormitorios, recibidores o hasta las cocinas. No hay rincón de tu casa que se le resista a esta pieza. Inspírate con estas 5 propuestas que nos trae Habitissimo y ponte manos a la obra. Reciclar viejas piezas es mucho más que una moda pasajera.

1. Cacerolas y cazos ¡muy a mano!

1

Muy al estilo de las cocinas americanas, atrévete a utilizar una escalera como práctico colgador de techo para todo tipo de sartenes, cazos o cacerolas. Utilizando un par de cadenas, se fija la escalerilla al techo para garantizar que resiste bien el peso. Y a partir de ahí, utiliza cuerdas, ganchos o cualquier elemento que se te ocurra para ir colgando menaje. No importa lo vieja que sea. Pequeños golpes o desconchados no serán defectos suficientes para descartar la pieza. Más aún cuando lo que pretendemos es hacer que nuestra cocina transmita la sensación de que la arruga es bella. ¿Te atreverías con una composición así en tu cocina? A nosotros nos encanta lo bien que le sienta mezclarse con muebles y encimeras de madera. Las cocinas rústicas se llevan.

2. La joya del jardín

2

O la terraza, o un simple balcón… No hace falta que le hagas ningún tratamiento si no quieres. Sólo apóyala sobre una pared y decórala con unas bonitas plantas trepadoras, algunos tarros con velas de fabricación casera, o unas guirnaldas…  ¡Muy a tu bola! El éxito de la composición depende, sobretodo de tu creatividad y de las ganas que le pongas. Eso sí, piensa que si está expuesta a la intemperie le puede venir muy bien una capa de barniz natural (si es de madera) o en el caso de ser de metal, una patina de óxido de hierro. Nos ha quedado tan preciosa que lo único que queremos es que se mantenga inalterable a pesar de las inclemencias del tiempo (tenlo en cuenta).

3. Un zapatero de revista

3

Sí, sabemos lo que estás pensando: ¡Sólo sirve para los zapatos de tacón alto! Pero no nos digáis que no es una opción original y muy atractiva para los que amamos los zapatos. El truco para que se aguanten es que los travesaños sean circulares y no planos. Así que si la escalera que heredas (o cae en tus manos) no los tiene, como mucho lo único que tendrás que hacer es cambiarlos. Y luego, a tu aire. La puedes lijar, pintar, o simplemente exponer tal cual. Fijaros cómo queda en este dormitorio rústico de paredes de piedra. ¿Te atreverías a copiar esta idea? Si eso de dejar los zapatos a la vista no va mucho con vosotros (o sois de zapato plano), siempre podéis usar la misma técnica para colgar por ejemplo toallas en el baño, o revistas en el salón.

4. Un armario muy Pinterest

4

Da igual lo vieja y maltratada que esté, cuando más penosa parezca mejor nos sirve. Atrévete a fabricar un armario súper práctico y de apariencia vintage utilizando una escalera. Dependiendo de su altura, el resultado puede ser un armario más o menos grande. En el caso de la fotografía, al tratarse de una escalera alta, ha dado de sí para fijar un colgador de perchas y un par de estantes bajos. Para construir un burro de ropa parecido al que veis, necesitarás por supuesto la escalerilla, y algunos materiales muy de ir por casa: Un par de tablones de pino, el palo de una escoba o similar, unos soportes para tubos redondos, taladro y tornillos largos. Tendrás que separar ambas partes de la escalera, fijar la barra y los tablones y Voilà! Ya tienes un práctico armario donde colgar ropa o exponer tus complementos o zapatos.

5. Una estantería diferente

5

Si estás buscando una superficie original donde exponer plantas, libros o cualquier detalle decorativo que te guste, utiliza la vieja escalera. Para conseguirlo incorpora unas baldas de madera o vidrio que hagan las veces de soporte, y a partir de ahí, lija y pintura. En la imagen podéis ver como una escalera más bien baja, sirve de soporte para preciosas cerámicas y algunas plantas capaces de resistir tu olvido. Suculentas y cactus ¡Son unas supervivientes! Esta misma idea se puede trasladar a los dormitorios, ¿Te imaginas usar una escalera baja como mesita de noche? Hay un universo de soluciones antes de tirar, o definitivamente olvidar para siempre esa pobre escalera que espera en tu trastero.

¿A qué ya estás pensando en meterle mano a esa vieja escalera? Atrévete a subirte a la corriente del reciclaje creativo. Tu casa y tu bolsillo lo notarán ¡Y encima le hacemos un gran favor al planeta!

Post a new comment

Banner Publicidad Atelier 728px