8 dormitorios fresquitos para escapar del calor

Estábamos todos deseando que llegara el veranillo para ir a la playa, tomar el sol y echarnos las siestas a la sombra, pero ¿a qué nadie echaba de menos pasarse las noches en vela por culpa del calor? Descansar bien es fundamental, sobre todo si te pasas las noches en vela y aún no estás de vacaciones. No basta con cambiar las sábanas por otras más frescas ni dar la bienvenida a la operación destape, hay muchas cosas que se pueden hacer para refrescar tu dormitorio sin necesidad de darle caña al aire acondicionado. Estos 8 dormitorios que nos muestra hoy Habitissimo pueden presumir de ser súper frescos. Inspírate con las ideas que nos prestan.

#1. Con sabor mediterráneo

1

Comunicado con el salón a través de un marco de vidrio y hierro se integra un gran armario coronado con muchas plantas. Esta suite promete un sueño fresco y reparador.

  • Nos encanta su cabecero profundo hecho totalmente a medida, porque además de ser súper decorativo funciona como maletero, repisa y mesita de noche con un par de cajones. En las paredes: mampostería original. Y en el suelo: hidráulico con parquet de madera de roble. Para el techo han preferido dejar vistas las vigas y bovedillas. Así el techo parece aún más alto y se facilita aún más que corra el aire. Recuerda: de día cerraremos ventanas y bajaremos persianas y de noche, todo abierto de par en par. 

#2. De buena base

2

Combinando cemento pulido, madera envejecida, texturas suaves, techos oscuros y detalles en mimbre, conseguimos un ambiente tan espectacular como el de este dormitorio. Un espacio sencillo con las piezas justas y una sensación enorme de confort. El blanco, beige y crema de la ropa de cama, los cojines o incluso las cortinas o el techo, crean un ambiente envolvente que enamora. 

  • En este dormitorio hay distintos espacios a varias alturas. Ya ves que el baño y la zona de dormir quedan arriba, y más abajo la zona de relax. Fíjate como usar un tono oscuro en el techo le ha ayudado a bajar la sensación de altura. Y de nuevo un montón de detalles artesanales: piezas hechas a mano, macramé o esparto. Todas estas cosas huelen a verano.

#3. A la fresca

3

Pocos materiales transmiten tan bien esa sensación de frescor que necesitamos en la época estival como la piedra natural. 

  • En este dormitorio lo tuvieron claro y dejaron que la piedra original del muro luciera de esta manera. Coordinada con las baldosas del suelo de forma geométrica en 3 colores tan cercanos a la tierra, crea un conjunto espectacular y perfecto. Súmale la idea del efecto retroiluminado de la tira de Led que se esconde detras de esa viga, o el siempre agradable techo de madera. Aquí seguro que duermen muuuuuy fresquitos.

#4. También en la habitación de invitados

4

En vacaciones suele haber más movimiento de visitas. Es fácil que recibas en casa a familiares o amigos y que se queden alguna noche o varias a dormir. ¿Querrás que se sientan como en casa?

  • Este dormitorio de invitados de estilo nuevo rústico es el mejor ejemplo de como hacerlo bien. Fíjate, paredes y techos blancos inmaculados (aliados del frescor); suelos de madera; ventanas con doble cristal que cerrarán cuando apriete el calor y abrirán cuando refresque de noche; contraventanas de madera que tamicen la luz y nos ayuden a bajar grados cuando lo necesitemos; sábanas de algodón muy frescas; textiles coordinados en un suave azul y por supuesto, un ventilador de techo que remueva las horas.

#5. La naturaleza como inspiración

5

En este dormitorio da igual la estación del año en la que estemos, siempre parece verano.

  • Fíjate en sus techos de madera, sus paredes blancas y la gran mosquitera de seda. Utilizando tablas recicladas, han fabricado un cabecero con carácter que acompaña sin ningún complejo dos mesitas de época. Y en la cama; ropa y textiles 100% naturales para dormir del tirón en las noches más cálidas. Quizás te llame la atención la alfombra del suelo. Al contrario de lo que muchos creen, si es de fibras naturales sumará mucho estilo sin transmitir más calor.

#6. Con alma bohemia

6

No lo puede disimular. Sus paredes blancas, suelos de madera, y esa enorme cama tallada tienen un estilo bohemio que cautiva. 

  • En este dormitorio no faltan las plantas además de tamaño grande, y los detalles más chicos como la lámpara de lágrimas. El informe Pinterest sobre las tendencias de este verano revelaba que el color dorado es tendencia. Haz como aquí y úsalo en luminarias, marcos de fotos o las patas de los muebles. Combina el blanco con el dorado y tendrás como resultado un espacio 100% chic y sofisticado.

#7. Cambios de una tarde

7

Si el verano te ha pillado con el paso cambiado y tu dormitorio derrocha cualquier cosa menos sensación de frescura, prueba a hacer un cambio exprés con pintura.

  • Retira el viejo cabecero y en su lugar dibuja otro sobre la pared de tu color favorito (fucsias, verdes, amarillos, tonos que derrochen alegría). Puedes hacer como aquí y enmarcar la cama, o bien pintar toda la pared (o media) de algún color cálido, incluso probar con algún efecto degradado. Cuadros apoyados en el suelo, algunos sombreros, y detalles de fibra. ¿Lo tienes?

#8. Trópico y verano ¡Son inseparables!

8

Los detalles exóticos ligan muy bien con el verano.

  • Diseña tu dormitorio inspirado por sus motivos y colores. Hay vía libre para usar estampados de palmeras, flamencos, loros o lo que te apetezca. ¿Y dónde? Pues donde quieras. Aquí por ejemplo, han cambiado el clásico cabecero por un fotomural de gran tamaño. Pero también podrían haberlo usado en la ropa de cama, las alfombras, algunos cojines sobre la cama, o un simple lienzo.

Y tú, ¿tienes listo ya tu dormitorio para los meses de verano? ¿Qué vas a hacer para restarle grados sin hacer polvo el aire acondicionado? Te esperamos, como siempre, en los comentarios.

Post a new comment

Banner Publicidad Atelier 728px