El arte de saber respirar

Respirar. Ese acto que hacemos todos cada segundo de nuestra vida de manera inconsciente y que muy pocas personas dominan. Ese acto al que casi no prestamos atención, ni observamos y el cual nos permite vivir. Ese acto que al acelerarse cambia totalmente nuestras emociones, nuestro estado y nuestro interior. Pues tengo algo que decirte: todos sabemos respirar de verdad. Lo que pasa que como he dicho, no le prestamos atención, por lo que cuando aparece un momento de nerviosismo o ansiedad, nos dejamos llevar por ese estado en lugar de simplemente observar. Al final la respiración es como todo en esta vida: la práctica hace el maestro.

Así que vamos a profundizar un poco en unos ejercicios que te propongo, muy sencillos y que puedes hacer en cualquier lugar y momento:

1. El primer ejercicio que te propongo es que experimentes con tu respiración. Intenta de manera consciente, acelerar tu respiración: te vas a dar cuenta de que quizás tus pulsaciones suben y un estado de hiperventilación y agobio te atrapen. Esto es simplemente para que te des cuenta de su poder.

Puedes saltarte ese paso, si ya sabes lo nervioso que puede llegar a poner una respiración muy acelerada. Lo siguente es que comiences a inhalar despacio, de forma calmada, aunque estés nervivioso/a. Simplemente observa, sin juzgar, como ese aire entra, llenando de vida cada célula de tu cuerpo, y como sale, al exhalar completando el ciclo de la respiración.

Los beneficios de llevar la respiración conscientemente a algo más lento, pausado, son:

  • Mejora de la capacidad pulmonar.
  • Induce a un mayor estado de calma y paz.
  • Mejora la capacidad de atención y concentración.
  • Mejora el autoconocimiento.

2. El segundo ejercicio de respiración que te propongo es el siguiente:

Puedes colocarte en una postura cómoda, estar de pie, sentado/a en una silla, como mejor te sientas.

Cuando comencemos a respirar, cada inhalación va a durar 3 segundos, y cada exhalación va a durar 4 segundos. Inhala en 3, exhala en 4. Puedes aumentar o reducir los segundos según tu capacidad pulmonar y comodidad en el ejercicio.

Esta respiración reduce la depresión, con tan solo practicar un par de minutos.

Espero que te sirvan estos ejercicios, y que tengas un feliz día.

Marina Aracil para Atelier Alicante

Post a new comment

Banner Publicidad Atelier 728px