La lencería, asuntos de interior

La lencería es fuente de inspiración para las colecciones de ‘prét à porter’, pero este año la tendencia va más allá. Esta temporada la ropa interior sale literalmente a la calle por encima de otras prendas. El bralette, a medio camino entre el sujetador y el ‘crop top’, se ha convertido con Kendall Jenner en la última conquista del armario femenino, Prada reinventa el corsé y lo superpone a vestidos y abrigos, los camisones y combinaciones son el nuevo vestido de fiesta y el body de encaje se combina hasta con pantalones vaqueros. Es el turno de sacar a pasear la lencería fina.

A partir de aquí todo vale porque si enseñar el sujetador se ha convertido en tendencia, todo lo demás resulta un juego infantil. Si el primer paso ha sido cambiar la camiseta por el body -este verano ha sido una de las prendas triunfadoras-, el segundo es atreverse con los de tipo lencero: ya sea con pecho preformado y ballenas o de encaje y guipur. El secreto para que encaje en la calle está en no complicar excesivamente el estilismo, despojarlo de toda sensualidad con prendas de sport y olvidar que vas enseñando ropa interior, de lo contrario hará que te sientas muy incómoda. Liberada de aquella obsesión de la ‘señorita Escarlata’ -quien necesitaba ayuda para que su corsé hiciera aún más estrecha su cinturita de avispa-, Miuccia Prada ha querido utilizar el corsé como mero elemento de adorno. Superpuesto a vestidos y abrigos, declara su inutilidad bajo cinturones de cuero como mero elemento estético que ni ciñe ni constriñe.

Más información en mi página de facebook Manuela Cantos Estilismo o enviándome un mail a manuelacantosestilismo@gmail.com

 

Dior

Dior

Francesco Scognamiglio

Francesco Scognamiglio

John Galliano

John Galliano

Prada

Prada

streetstyle

streetstyle

streetstyle

streetstyle

streetstyle

streetstyle

streetstyle

streetstyle

 

Post a new comment

Banner Publicidad Atelier 728px