Buenos hábitos alimentarios para los peques de casa

Si eres papá o mamá seguro que quieres que tus hijos lleven unos hábitos alimentarios correctos, que consuman verduras, legumbres, pescado e hidratos de la forma correcta porque todos sabemos que en una alimentación correcta y adecuada reside la salud.

Los hábitos alimentarios se crean mediante lo que uno observa alrededor y, sobre todo, en aquello que aprende en la infancia. Es por ello por lo que se les debe enseñar a comer de forma correcta desde pequeños, aportando todos los nutrientes y vitaminas necesarios para el correcto crecimiento y de esa forma de mayores seguirán con esos hábitos.

El problema viene en… ¿y cómo consigo eso si mi hijo o hija no quiere comer algún alimento concreto?  Os vamos a dejar unos pequeños consejos y pautas que si las seguís seguro que no os ponen ninguna pega.

Lo primero y más importante es poner los alimentos saludables en el plato de la forma más natural posible sin tener que ‘vendérselo’ o ‘darle algo a cambio’ como si tuviera que tener un premio por consumirlos. Debe comprender que es igual un calabacín que, por ejemplo, una chocolatina.

Otro aspecto muy importante a tener en cuenta es que los pequeños imitan aquellos comportamientos que ven en los adultos. Si el peque o la peque no te ve a ti consumir verdura… ¡no entenderá nunca por qué él debe tomarla! Es muy importante sentarse en la mesa juntos y que pueda ver que se come con naturalidad y, sobre todo, ver que los adultos también comen lo mismo que él tiene en el plato. Cuando son pequeños copian todo de los adultos que tienen alrededor y la alimentación es algo muy importante en ese desarrollo y crecimiento.

¿Has probado a cocinar con ellos? Si ejercen de ayudantes en la cocina (cuando tengan tiempo) les hace mucha más ilusión comer aquello que han cocinado. Puede ser una buena forma de cambiar rutinas y, sobre todo, de modificar los hábitos alimentarios. Comienza por cosas simples y sencillas: pizza, pasta, ensaladas. De esa manera pueden ayudar sin problemas.

Por último y no por ello menos importante…¡la presentación! Ellos son como un adulto: si algo entra por la vista genial pero… si no entra ni a la fuerza conseguirás que se lo coma. Cuida la presentación y la forma en la que lo presentas y tendrás un paso ganado muy importante.

Como podéis ver son pequeños trucos que no son gran cosa pero que si los sigues los peques cambiarán la forma de ver los alimentos y se les inculca desde pequeños los buenos y correctos hábitos alimentarios.

Artículo de la  Consulta Nutricional Paloma Reguera siempre preocupados por la salud de los peques, así que no dudéis en consultarles a la hora de poner en marcha  sus pequeños trucos.

 

Hábitos alimetarios

Hábitos alimentariosniños 1-atelier-alicanteniños 3-atelier-alicanteniños 5-atelier-alicanteniños 6-atelier-alicante

Post a new comment

Banner Publicidad Atelier 728px