Javier Crespo: “Moverme en diferentes disciplinas me potencia y me da seguridad creativa”

Dando por bueno el popular dicho que afirma que nadie es profeta en su tierra, el artista multidisciplinar Javier Crespo no dudó en dejar su Alicante natal para mudarse a Madrid en busca de una oportunidad, la oportunidad de evolucionar con su arte. Ahora, después de diez años intensos de vida y arte en la capital, Javier Crespo vuelve a «la terreta» para regalarnos su exposición más personal.
ATELIER: Escultura, acuarela, acrílico o serigrafía son solo algunas de las formas de arte que están representadas en su exposición. Una cuidada y atractiva selección de sus obras más representativas que sin duda, reflejan la evolución de su arte en la última década. Si habláramos de las tendencias que han marcado su carácter artístico en los últimos diez años, ¿cuáles diría que son los principales movimientos artísticos que definen la evolución de su obra?

JAVIER CRESPO: La evolución de mi obra es un ejercicio mental natural donde me nutro de todos los movimientos artísticos habidos en el transcurso de la historia del arte. Sin embargo, mis referencias más cercanas están en la evolución artística del siglo XX: desde el expresionismo de principio de siglo hasta todo el movimiento pop art de los años 60-80. Me parece que nunca el arte y la arquitectura fueron tan creativos y enriquecedores.
A: Atendiendo a la definición del adjetivo multidisciplinar que propone la Real Academia de la Lengua Española, podríamos decir que el arte multidisciplinar es aquel “que abarca o afecta a varias disciplinas”: ¿cómo describiría usted el trabajo de un artista multidisciplinar?

JC: Para el artista, la multidisciplinaridad es la libertad absoluta de crear. En mi caso, nace de una inquietud continua de contar historias a través de la creatividad visual, sea el soporte que sea. Me centro en la idea y eso me permite no poner barreras a la creatividad, experimentar, reflexionar en diferentes lenguajes técnicos y observar cómo se comporta la historia o concepto que uno quiere expresar. Personalmente, moverme en diferentes disciplinas me potencia y me da seguridad creativa. Las diferentes disciplinas son el medio por el cual una historia quiere ser contada: únicamente tienes que investigar y seleccionar la disciplina en la que quieres expresarte en ese momento.
A: Aunque va en contra de la naturaleza misma del arte multidisciplinar, si tuviera que escoger una sola forma de arte, la que mejor representa su personalidad artística, ¿cuál sería y por qué?

JC: El esbozo sin duda alguna: es la más personal, espontánea e inmediata. En el esbozo se puede ver cómo la imperfección de un trazo se convierte en perfección gracias al conjunto de otros trazos más acertados y el resultado, la mayor parte de las veces, es apasionante. Y no por lo estético, sino por ese tiempo en que tu ser es uno solo. Para mi es lo más parecido a la meditación. Muy recomendable. El esbozo es lo más humano y virgen de un artista. Es el momento visual inmediato al pensamiento. El esbozo es maravilloso e imperfecto como ya he dicho, lo más parecido a nosotros mismos, seres diferentes y apasionantes. A nivel profesional, el esbozo es donde nacen todas las ideas. Además de artista, trabajo como creativo y diseñador para diferentes marcas y el esbozo es para mí el origen de toda idea. Mi logo o símbolo es una mano izquierda con un lápiz o elemento similar. Ahí lo digo todo.

Alicante
A: Como bien dice, usted no solo es un artista multidisciplinar, sino además, un profesional muy completo: diseño corporativo, arte o decoración e interiorismo, ¿con cuál se queda?

JC: Con todas. Me siento muy a gusto moviéndome en los diferentes campos porque en realidad todos están interrelacionados entre ellos. Mi forma de trabajar un diseño corporativo es la misma que con el arte. La diferencia es que, en el caso del diseño corporativo, hay una historia que contar que viene precedida por una idea del cliente. Y el proceso de diseño funciona de una forma global: en interiorismo, veo cómo encajaría la imagen que creo en el espacio y a nivel artístico, cuál es la mejor formar de expresar lo que comunica y puede hacer sentir una marca.
Pero es cierto que desde del arte canalizo las grandes ideas que hacen que tengan sentido todos los proyectos que hago en el resto de disciplinas.
A: No hay nada más difícil que describirse uno mismo y puede que la cosa incluso se complique cuando hablamos de nuestro perfil profesional. Si le pidieran que definiera su personalidad artística con tan solo tres adjetivos, ¿cuáles serían?
JC: Soñador, osado y trabajador.
A: Supongamos que tiene la oportunidad de reunirse con un artista de cualquier época, vivo o muerto: ¿quién sería y de qué hablarían?

JC: Uff… Hay muchos: qué pregunta más difícil. No voy a ir de «enterado» poniendo nombres que mucha gente no conoce y que son grandísimos, prefiero escoger artistas internacionalmente conocidos. Sin duda uno, y sé que es un tópico, es Picasso por su continua renovación artística y personalidad. He leído y visto mucho sobre él. Muchas tardes me gusta ir al [Museo] Reina Sofía a ver el Guernica y ver esbozos de todo su proceso. Me parece un trabajo brutal. Otro que me encanta es Francis Bacon. Y vivos hay muchos como por ejemplo los españoles Miquel Barceló o Jaume Plensa.

plazamayordeMadrid
A: Cuéntenos: ¿tiene algún proyecto artístico en marcha? ¿Cuál es su próximo reto profesional?

JC: Tengo varios proyectos en marcha. Uno de ellos tiene que ver con mi última etapa y que he adelantado en la exposición. Desde que empecé a pintar ya hace años, tuve la obsesión de sacar mis figuras blancas de los cuadros y ya he empezado. Quiero inundar las calles, los espacios y las casas con estas esculturas que representan el anonimato, las acciones cotidianas y el alma de cada uno de nosotros. Puro, sin color, como una hoja en blanco siempre lista para escribir una historia y siempre preparados para volver a empezar. Es una idea que está en proceso. Me apasiona no saber dónde va a acabar esta historia.
Además, estoy retomando una teoría y metodología que desarrollé sobre el Pensamiento Visual  que presentaré en un taller que impartiré en los Cursos de Veranos del Escorial en julio de este año.
Y muchas más cosas que no puedo decir.
A: Igual que un padre no puede escoger entre sus hijos, para un artista no debe ser nada fácil elegir solo una de sus obras. ¿Podría decirnos si usted sí tiene una favorita?

JC: Favoritas son todas las que me gustan, expongo y vendo, claro. Todas tienen horas y una historia detrás.
Esta exposición que hay actualmente en Alicante está hecha a conciencia porque quería que todas estas obras se expusieran y vendieran en mi tierra. Aquí es donde tengo la mayor parte de mis amigos y familia y ellos son precisamente, los que están comprando mi obra expuesta. Esto me da la oportunidad de reencontrarme con ella.
Hablamos de obras muy personales de los 10 años muy intensos que llevo en Madrid. La obra «London» por ejemplo, con la que inicio la exposición, es de 2008. Junto a las acuarelas, es la única de todas las obras expuestas que nunca había puesto a la venta porque tienen que ver con una parte de mi historia personal. Por fin estoy preparado para dejarlas volar y para mí es una gran sorpresa y felicidad saber que, la obra «London» en concreto se la ha adjudicado un gran amigo y que siempre podré reencontrarme con ella cuando quiera.
A: En mayor o menor medida, (casi) todos los artistas tienen sus manías o supersticiones: son especialmente conocidas las supersticiones de actores y músicos antes de salir al escenario. ¿Los artistas también tienen sus manías? ¿Se atrevería a confesar alguna de sus manías o supersticiones artísticas?

JC: La verdad es que no tengo ninguna manía, o eso creo. Soy un tío muy normal, dentro de la normalidad de alguien que se dedica a la creatividad y el emprendimiento, algo despistado… Pero ahora que lo dices voy por la calle y siempre veo el número 13 por todas partes. No sé qué puede significar, pero me lleva «rayando» una temporada. Siempre me ha chiflado ese número, tampoco me digas por qué, será porque nadie lo quiere [RISAS].
A: Si tuviera que poner un titular a esta entrevista que defina la esencia misma de su exposición, ¿cuál sería? Denos una muy buena razón para no perdernos su exposición.

JC: JAVIER CRESPO, 10 AÑOS DE EVOLUCIÓN Y TRABAJO ARTÍSTICO: «apuntes y obras».
Visitar la «expo» es un buen plan para el que le guste el arte y el diseño. Les gustará. A los niños les encanta, será porque soy un niño grande [RISAS] y [la niñez] es un buen momento de introducirles en el arte.
Es la primera vez que expongo y pongo precios más bajos de lo normal porque tengo ganas de que toda esta obra se quede en nuestra tierra.

Discobolo
A: Para terminar, una pequeña serie de cuestiones tipo test:
Una forma de arte: EL ESBOZO
Un movimiento artístico: EXPRESIONISMO
Un artista conocido: FRANCIS BACON
Un artista no tan conocido: JAUME PLENSA
Una obra de arte: PERRO SEMIHUNDIDO DE GOYA
Un material: PAPEL
Un color: AZUL
Clásico o contemporáneo: CONTEMPORÁNEO
Pintura o escultura: LAS DOS
Rectas o curvas: CURVAS
Blanco y negro o color: BLANCO Y NEGRO
Un sueño artístico por cumplir: ¡¡¡MUCHOS!!!

Soñador, osado y trabajador, como él mismo se define artísticamente, artista inquieto y experimentador nato, Javier Crespo es creatividad en estado puro. Si os gusta el arte y queréis profundizar en la obra de Javier Crespo, no os podéis perder la vuelta a casa del artista alicantino con una exposición muy especial, íntima y personal.
Javier Crespo «OBRAS Y APUNTES» 2008-2018
Estudio Volta
Avda. Constitución, 3
03002 Alicante
Bea García Cazorla para Atelier Alicante

Post a new comment

Banner Publicidad Atelier 728px