La invasión de las tinieblas de Glenn Cooper: el infierno existe y es aterrador - Revista de moda on-line

La invasión de las tinieblas de Glenn Cooper: el infierno existe y es aterrador

Cuando uno piensa en el infierno, imagina un agujero oscuro y profundo de ambiente caldeado y tenue iluminación rojiza. Un perverso submundo de maldad y crueldad en el que los condenados se lamentan por sus errores y pagan el elevado precio de los crímenes cometidos en vida. La implacable e inapelable justicia del maligno, una brutal condena sin revisión y un lugar en el que penar más allá de la vida y por toda la eternidad. La novela La invasión de las
tinieblas del escritor Gleen Cooper nos propone un infierno muy diferente, pero igualmente aterrador. Parece que el infierno existe y además, queda más cerca de lo que parece. Gleen Cooper pone el broche de oro a la Trilogía Condenados con un apocalíptico thriller con trasfondo histórico y un justo y perturbador toque de fantasía. Historia, fantasía, intriga, acción y aventuras se unen para hilvanar una inquietante y caótica aproximación al tan temido
fin del mundo. Un apocalipsis de nueva generación en el que los pecados siempre encuentran su castigo y el futuro de la humanidad pasa por un nuevo descenso a los infiernos.

la-invasion-de-las-tinieblas-gleen-cooper-2

Un grupo de alumnos del colegio Belmeade ha desaparecido en extrañas circunstancias. Parece que la misteriosa puerta invisible entre la Tierra y el Infierno se ha expandido hasta límites insospechados y lo peor es que se cree que podría ser permanente. Mientras los vivos se pierden en el Infierno, los muertos ‒o moradores del infierno‒ se agolpan
en torno a los puntos calientes para cruzar al otro lado, el lado de la vida. Se ha corrido la voz y (casi) ningún condenado quiere perderse la oportunidad de volver a la Tierra, al mundo de los vivos. Pese a las advertencias, se suceden las desapariciones y las pocas personas que han rechazado la orden de evacuación y se resisten a abandonar sus hogares malviven atrincheradas en sus casas. La muerte y la vida se confunden en una crisis de calado mundial y
sin precedentes. El gobierno trata de hacer frente a la situación vigilando a los moradores del Infierno desde el cielo con drones armados, pero no es tan fácil identificarlos en la distancia: ese fuerte olor a putrefacción es, sin lugar dudas, el rasgo distintivo más característicos de los condenados.
La ciudad está desierta, y mientras los moradores del Infierno y sobre todo, las irreverentes e incontrolables bandas de vagabundos del otro lado recorren las calles destruyendo todo a su paso, un improvisado grupo de valientes exploradores se preparan para descender a los infiernos con la controvertida misión de cerrar esa puerta invisible entre dos mundos que ha provocado el caos en la ciudad. El único ser capaz de resolver esta apocalíptica crisis está retenido al otro lado y además, está condenado a una oscura eternidad de dolor por la pérdida, lamentos y reproches por sus pecados en vida. Mientras los soldados de las fuerzas especiales de las SAS vigilan los cuatro puntos calientes conocidos para evitar la fuga constante de moradores del Infierno, el grupo de rescate capitaneado por John Camp y Emily Loughty no cesará en su empeño por encontrar a Paul Loomis, un gran científico caído en desgracia y el
único que sabe cómo cerrar la puerta al Infierno.

la-invasion-de-las-tinieblas-gleen-cooper-1
El escritor Gleen Cooper, maestro del thriller histórico, pone punto y final a la Trilogía Condenados con una última entrega redonda. Historia, fantasía, intriga, acción y aventura se unen para construir una historia de terror (casi) perfecta. Las constantes referencias históricas contrarrestan ‒Enrique VIII, Garibaldi, Caravaggio, Alejandro Magno y guerras por el control de ese otro mundo incluidas‒ ese inevitable, caótico y apocalíptico toque de fantasía de una
historia que, de ser real, acabaría en locura. Gleen Cooper dibuja un Infierno aterrador y perturbadoramente real que poco o nada tiene que ver con la imagen del averno que todos tenemos en la cabeza. Lejos de ser un agujero de fuego oscuro y profundo, el Infierno de Cooper es ese otro mundo en el que los condenados de todos los tiempos conviven anclados al pasado.
Un perverso universo paralelo se abre ante nosotros para mostrarnos una nueva visión del Infierno que dista mucho de esa otra imagen irreal, casi teatral, que todos hemos interiorizado. Y con el inquietante avance de la narración, se vislumbra la necesaria moraleja de esta historia: todos nuestros actos tienen sus consecuencias. La novela de Cooper es una nueva aproximación a la turbadora idea del fin del mundo. Un apocalipsis moderno en el que la vida planta cara a la muerte, la maldad siempre tiene su castigo y el futuro de la humanidad depende del éxito de una peligrosa y caótica misión kamikaze. Gleen Cooper nos propone una historia compleja, pero al mismo tiempo, inquietantemente atractiva. Una de esas novelas oscuras y perturbadoras que querréis leer sin prisa (pero sin pausa) para no perderos en los detalles.
Bea García Cazorla para Atelier Alicante

Post a new comment

Banner Publicidad Atelier 728px