Libros: La desaparición de Stephanie Mailer

¿Qué pasaría si, después de veinte años de casos cerrados con éxito, descubrieras que ese primer gran caso que cambió tu vida para siempre sigue abierto? ¿Qué pasaría si, dos décadas después, supieras que te equivocaste de culpable? ¿Qué pasaría si, de repente, supieras que la pesadilla sigue viva? La desaparición de Stephanie Mailer, última novela del escritor suizo Joël Dicker es la sombría historia de un crimen atroz: el cuádruple asesinato de Orphea, el primer caso importante para dos jóvenes brillantes y prometedores policías y la investigación que cambió sus vidas para siempre. Veinte años después, la repentina y sospechosa desaparición de una joven periodista, les obligará a revolver en el pasado para reabrir el caso y atrapar por fin, al auténtico culpable.

A tan solo unos días de la jubilación, a punto de despedirse de la policía para siempre después de veintitrés años de excelente servicio, el capitán Jesse Rosenberg se reencuentra con su primer caso importante, el caso que lo confirmó como un investigador excepcional, un policía brillante: el cuádruple asesinato de Orphea en los Hamptons.

Cuando Stephanie Mailer lo abordó en la ceremonia de despedida de la policía, el capitán Rosenberg no podía imaginar que la inesperada y misteriosa visita de aquella joven periodista le obligaría a revivir uno de los episodios más oscuros de su existencia. Stephanie Mailer había decidido reabrir la investigación del cuádruple asesinato de Orphea veinte años después y parecía muy dispuesta a demostrar que Jesse Rosenberg y su compañero Derek Scott se equivocaron de culpable en 1994. La inesperada desaparición de la joven periodista Stephanie Mailer precipitará los acontecimientos y les llevará a reabrir el caso más importante de su carrera. Jesse y Derek se verán obligados a aceptar su error, reabrir viejas heridas y plantar cara a los fantasmas de su pasado para cerrar por fin el caso.
La subjefa Anna Kanner, recién llegada a la comisaría de Orphea desde Nueva York para cubrir la cuota de diversidad del cuerpo, completa el equipo de investigación que viajará al pasado para reabrir el caso del cuádruple asesinato dos décadas después. Junto a ellos, Anna revivirá en el episodio más oscuro de Orphea ‒su nuevo hogar‒ mientras se enfrenta a sus propios fantasmas.
El escritor Joël Dicker atrapa al lector con un thriller intenso, bien construido y desarrollado en tres partes bien diferenciadas ‒planteamiento, nudo y desenlace‒ que comprenden dos investigaciones simultáneas: la desaparición de Stephanie Mailer y el caso del cuádruple asesinato de Orphea en 1994.
Por si el enorme atractivo de una trama compleja pero muy bien desarrollada no fuera suficiente, Dicker convence al más fiel amante del thriller con una inevitable estructura narrativa disruptiva o no lineal que presenta los hechos ‒pasados y presentes‒ fuera de un orden cronológico y sin un claro patrón temporal predeterminado. Una sugerente estructura narrativa disruptiva o no lineal que destaca por los constantes cambios de narrador y los intensos saltos en el tiempo.
El continuo cambio de narrador ‒Jesse Rosenberg, Derek Scott y Anna Kanner son los tres narradores protagonistas de la nueva historia de Dicker‒ nos propone diferentes versiones o diferentes puntos de vista de un mismo hecho que nos permiten hilvanar la historia a través de las experiencias subjetivas de los implicados.

Por supuesto, los imprescindibles saltos en el tiempo ‒constantes idas y venidas en que el relato que, de algún modo, comprenden el pasado y el presente de una misma investigación‒ nos permiten llenar las lagunas de la historia y dan respuesta a los diferentes interrogantes que surgen a lo largo de la compleja narración. Así es como, los diferentes relatos ‒pasados y presentes‒ de cada uno de los narradores de esta historia no solo dan al lector la oportunidad de conocer mejor a sus protagonistas, sino que además, le invitan a participar activamente en la investigación dándole la oportunidad de abrir sus propias líneas de investigación y sacar sus propias conclusiones.
Con esta nueva historia, Joël Dicker atrapa al lector con una sugerente trama compleja pero muy bien conseguida. Una auténtica novela de suspense en la que los incesantes y desconcertantes saltos en el tiempo, la tentadora e inspirada suma de tramas y subtramas y las constantes, y por momentos irracionales, idas y venidas de sus personajes marcan la diferencia. Una intensa historia de crímenes y misterios como las de antes. Uno de esos thrillers que atrapan al lector en la inevitable confusión de un intenso relato repleto de desconcertantes sorpresas. Una de esas novelas que siempre dejan huella.

Más sobre La desaparición de Stephanie Mailer de Joël Dicker AQUÍ 
Enlace a mi blog 

Bea Garcia Cazorla (periodista y crítica literaria)

 

Post a new comment

Banner Publicidad Atelier 728px