Nuevas Piezas de los Años 50 y 60 en el Museo del Traje

Mono_Rudi_GernreichEl Museo del Traje renovará 3 vitrinas con trajes de reconocidos diseñadores en su exposición permanente.  Artículo íntegro de Hoyesarte.com

El Museo del Traje. CIPE (Madrid) ha anunciado la renovación de tres de sus vitrinas expositivas, en las que incorpora nuevos trajes de reconocidos diseñadores a las salas de su exposición permanente. La vitrina Tesoros del Pasado, dedicada en exclusividad a mostrar piezas únicas tanto por su origen como por su antigüedad, expone desde hace unas semanas prendas religiosas procedentes del Museo de Santa Cruz de Toledo.

Se trata de un conjunto de finales del siglo XVI compuesto por dos tipos de túnicas –casulla y dalmática– que visten los tres sacerdotes que ofician una misa mayor. El conjunto está confeccionado en terciopelo de seda en color rojo con ricas escenas evangélicas bordadas en relieve de oro y plata de efecto casi pictórico, lo que convierte a estas prendas en una verdadera obra de arte.

Años 50 y 60

Por otro lado, el cóctel y la fiesta se entremezclan en la vitrina Años 50, moda de cine a través de vestidos que reflejan la nueva “ultrafeminidad” de la década y las influencias del momento en el mundo de la Alta Costura. El famoso New Look de Christian Dior (que propuso a las mujeres de los 50 la línea Corola de hombros redondos, cinturas de avispa y faldas largas a media pierna y con mucho vuelo, consiguiendo así que las mujeres se olvidasen de las penurias de la guerra y se volviesen a sentir princesas) o el contrapunto, con diseños elegantes pero fáciles de llevar, de las prendas de Balenciaga.

Junto a los vestidos de Givenchy y Jean Dessès (más afines a Balenciaga), o Balmain (que continúa la visión estructural del New Look), el público puede también contemplar piezas de virtuosas creadoras como Madame Grès, Flora Villarreal o de casas de moda como Isaura y Rosario o Traina-Norell.

Energía juvenil

Por último, la vitrina Novedades expone tres diseños de los años 60 y 70 de Emilio Pucci, André Courréges y Rudi Gernreich, respectivamente. La moda de Gernreich, representada en la vitrina a través de un mono largo sin mangas con un estampado de rayas doradas y negras, se caracteriza por su energía juvenil típica de la década de los 60.

El conjunto de Pucci, formado por un vestido y unos leotardos de inspiración renacentista, refleja también el exceso decorativo de esa década, con sus motivos psicodélicos en colores fucsia, verdes, negro y blanco sobre un fondo rosa. Ya entrados en los 70, el vestido largo de vinilo de André Courrèges ejemplifica claramente el gusto de la época por lo espacial y futurista.

Post a new comment

Banner Publicidad Atelier 728px