Seremos recuerdos de Elísabet Benavent: solo contigo soy #BiologíaCancionesYRecuerdos

Dicen que el perdón es el olvido, pero la realidad, la compleja realidad, es que perdonar implica aceptar sin resentimientos, el perdón implica avanzar sin lastres. La escritora Elísabet Benavent, alias Beta Coqueta, vuelve a confirmarse como la reina del amor, el amor real, con la novela Seremos recuerdos, segunda parte de la Bilogía Canciones y recuerdos, y un final apoteósico para la apasionada y atormentada historia de amor y odio de Macarena y Leo o ese eterno «ni contigo ni sin ti» con el que la escritora romántica nos conquistó en la primera parte de su nueva bilogía. La cuestión es: Fuimos canciones, ¿pero Seremos recuerdos?

Después de tres largos años alimentando el odio hacia ese hombre que le hizo trizas el corazón, Macarena ha encontrado la fuerza necesaria para ahuyentar a sus fantasmas y enfrentarse a Leo, a su pasado con Leo. El destino, o la más cruel de las casualidades quizás, quiso que se encontraran de nuevo y lejos de enfrentarse a ello con madurez decidieron declararse la guerra. Después de hacerse daño una vez más, después de poner en marcha su particular «guerra sin cuartel», Macarena ha decidido poner fin a la lucha, perdonar y avanzar, tirar para adelante y aprender a vivir con el dolor de un amor roto sin resentimientos.

seremos-recuerdos-bilogia-canciones-recuerdos-elisabet-benavent-beta-coqueta-4
No es tan sencillo como perdonar y olvidar: el perdón supone aceptar el error, eso que nos ha hecho tanto daño, y avanzar dejando a un lado el rencor, dejando al margen el pasado. Y eso es precisamente lo más difícil. No se trata de perdonar y olvidar, sino de aceptar, avanzar y aprender a vivir con ello.
Ahora Macarena debe afrontar su nueva vida, una nueva etapa libre de reproches y rencor en la que pretende reencontrarse consigo misma, reafirmarse y recuperar la autoestima perdida. Macarena se siente fuerte, la nueva Macarena quiere ser una mujer segura de sí misma y está más que dispuesta a recuperar el control de su vida. Una nueva vida sin el doloroso recuerdo de Leo, un nuevo futuro feliz al margen del odio, el rencor y los resentimientos.
Todo apunta a que Macarena y Leo van a conseguir rehacer sus vidas el uno al margen del otro, pero la suya fue una historia demasiado importante como para borrarla de un plumazo. Macarena y Leo tienen todo un pasado juntos, un sinfín de recuerdos de una vida compartida que ni el rencor primero ni el perdón después, han podido borrar.
Macarena y Leo saben que no van a poder evitarse eternamente, son conscientes de que el perdón no es precisamente el olvido y están dispuestos a luchar por forjar una amistad, una nueva relación de amistad más allá de su atormentado y doloroso pasado juntos. La pregunta es: ¿serán capaces de superar lo que fueron, avanzar y volver a ser amigos? ¿Serán capaces de ser ellos mismos?

Como siempre al lado de Macarena, Jimena y Adriana deberán afrontar sus propios conflictos personales y plantearse un nuevo futuro sin reservas, sin miedos y sin inseguridades. El drama está servido.

seremos-recuerdos-bilogia-canciones-recuerdos-elisabet-benavent-beta-coqueta-2
Elísabet Benavent lo ha conseguido, Beta Coqueta lo ha vuelto a hacer: la novela Seremos recuerdos, segunda parte y final de la Bilogía Canciones y recuerdos es una lectura fresca, divertida, adictiva y muy actual. Un desenlace complejo cargado de conflictos, dramas y emociones encontradas. Un «fin de fiesta» apasionado, conmovedor y en cierto modo,
inevitable para la ardiente e irracional historia de amor-odio de unos personajes tan imperfectos y reales que podríamos ser cualquiera de nosotros.
Una vez más, la escritora Elísabet Benavent nos ha conquistado con su prosa romántica y una trama intensa, pero muy real y sobre todo, cercana. Beta Coqueta siente el amor como tú y como yo, habla de las relaciones con naturalidad, sin grandes florituras ni artificios, sin miedo y sin tapujos. Elísabet Benavent es una gran enamorada del amor (y el desamor), la precursora y ferviente defensora del romanticismo más real, el amor sin grandes ceremonias. Es todo
sentimientos, emociones y pasión en estado puro. Elísabet Benavent vive la vida de cada uno de sus personajes: siente el amor (y el desamor), el odio, la pasión desmedida, el rencor, las dudas y los miedos de sus personajes en su propia piel. Elísabet Benavent pone el corazón en cada una de sus historias y eso se nota. Y como el director omnipresente que se resiste a quedarse siempre al otro lado de la cámara, Elísabet Benavent sabe cómo ser la protagonista silenciosa de cada una de sus historias.
Bea García Cazorla para Atelier Alicante

seremos-recuerdos-bilogia-canciones-recuerdos-elisabet-benavent-beta-coqueta-3

Post a new comment

Banner Publicidad Atelier 728px