SOS como poner en orden mi recibidor

Después del caos navideño, llegan los buenos propósitos también en decoración, y en el orden de nuestras casas. Una de las zonas más descuidadas es el recibidor. ¿Lo tienes debidamente arreglado? No dejes de leer este post para saber cómo poner orden en ese recibidor.

El recibidor es una de esas zonas del hogar denominadas «de alto tránsito», además de lugar estratégico; siempre que entras o sales de casa pasas por el recibidor, cogiendo o dejando cosas que son muy importantes para el día a día: las llaves, el bolso, el abrigo, las gafas de sol, etc. Si, además, no vives solo, lo que se puede llegar a acumular en el recibidor no es poco y hace que valga la pena tener un sistema de organización para que nadie se vuelva majareta buscando sus pertenencias. Ya que vamos a ponernos a organizar el recibidor… si hacemos algo bonito, mucho mejor, ¿no crees? Ahí van algunos consejos buenos, bonitos y baratos para poner orden a cualquier recibidor que nos dejan los compañeros de Habitissimo 

Colocar una banqueta o un banco en el recibidor de tu casa es una solución práctica y decorativa al mismo tiempo. O, dicho de otro modo, es como matar dos pájaros de un tiro, porque, por un lado, te permite sentarte en ella para ponerte y quitarte los zapatos y, por el otro, el solo hecho de poner una banqueta bonita en la entrada de casa ya es decorar el recibidor.

Hay banquetas que, además, integran un espacio para colocar zapatos debajo, con lo que nos proporcionan una doble funcionalidad. Si, además, pones unos ganchos en la pared a modo de perchero, con muy poca cosa ya tendrás un sistema de organización para tu recibidor: zapatero, banco y perchero.

Las baldas son la forma más sencilla de montar un recibidor prácticamente de la nada. Y es que basta colgar una balda «al aire» en la entrada para que esta se convierta en un recibidor como tal. No obstante, hay baldas de distintos tamaños y se pueden colgar a distintas alturas, dando bastante juego a la hora de decidir cómo ponerlas.

Por ejemplo, en pisos pequeños, donde se necesita aprovechar el espacio al máximo, colocando una balda a modo de altillo conseguiremos un espacio de almacenaje extra que de otro modo no tendríamos. Si tu recibidor es tan pequeño que solo quieres una pequeña superficie donde dejar lo imprescindible, una pequeña balda es tu gran salvación.

Si os habéis quedado con ganas de más, podéis ver el artículo completo en Habitissimo 

decorar-con-espejos-atelier-alicante-recibidoresbanco-recibidor-atelier-alicante-habitissimodecorar-recibidores-atelier-alicante-habitissimo

 

Post a new comment

Banner Publicidad Atelier 728px